Procrastinación y la modernidad cinematográfica


(explicación de procrastinación en http://www.20minutos.es/data/edicionimpresa/barcelona/06/05/BARC_30_05_06.pdf)

“La dimensión crítica o contestataria de la modernidad cinematográfica y su desarrollo, según el contenido, la forma, las historias que cuenta, etc. y cómo puede ser defendida dicha posición”

La modernidad cinematográfica nace de una necesidad renovadora, de un agotamiento de ciertas formas que funcionan y siguen funcionando para los que se quedaron atrás en la cantidad de tiempo que quieren invertir en pensar.
Para ello quiero valerme de un rasgo fundamental en la distinción que hace Noel Burch entre el Modo de Representación Primitivo y el Modo de Representación Institucional: el primero se concentra en el showing para pasar al telling en su evolución. No me he olvidado del thinking, pero creo que quedará clara tras esta visión de la fase anterior.

Aunque es innegable que el asentamiento y la conformación de lo que llamamos cine es imposible sin las características del llamado cine clásico y la hegemónica adopción de Hollywood. Hay que ser consciente que sin la intervención de un tejido industrial no hubiera sido posible este asentamiento. Este mismo tejido industrial es el que no da lugar a la experimentación ya que su única meta es el triunfo. La idea del tejido industrial está basada en la cadena de montaje. La cadena de montaje y las relaciones entre los diferentes interventores en la realización de una película es en un símil que me gusta pensar. Y que me lleva a la crítica de la industria audiovisual que, a través del marketing y la espectacularización que ha ido contagiando a todos los ámbitos de nuestras vidas, por tener que mantener la atención del espectador, apretándole cada vez más hacia una consecución de un trayecto entre un detonante hasta el clímax con una evolución en crescendo cada vez más frenética, milimetrada al minuto y que ha dejado fuera de sus objetivos la posibilidad de buscar la rentabilidad de la construcción de un imaginario y se aparta del camino de la rentabilidad ideológica, puesto que la homogeneización sobre los medios que controlan la distribución, la apoderación de mercados internacionales iguala a espectadores en expectativas y necesidades. La consecuencia es que el espectador ve, repite y se acostumbra a un esquema narrativo, a unas historias que forman un universo en el que es solo testigo y no participante, la transparencia de la manera de hacer cine ha dejado de serlo para desautomatizar la experiencia cinematográfica, finalmente tampoco se cierran los relatos para posibilitar diferentes lecturas o para invertir en una posible secuela. Hace uno replantearse si los videologs, la personalización de lo grabable gracias a las nuevas tecnologías no son uno de los últimos avances de la cinematografía…

Me he dejado llevar por la furiosa facilidad que uno siente al criticar al grande y fuerte, pero no porque la modernidad no reemplazara lo clásico, sino porque el clásico perdura porque funciona, y como Roma, adopta y absorbe como suyo todo lo que funciona en los esquemas experimentados en la forma de hacer cine que llamamos modernidad. Que coincide plenamente con los siete rasgos que diferencian el cine convencional y el cine de la modernidad según Robert Stam. En el clasicismo primaban 1) la rectitud de la narrativa, 2) la identificación, 3) la transparencia de la técnica, 4)una diégesis única, 5) la clausura en cuanto a significado, 6) el placer de no verse implicado directamente y 7)la búsqueda de ficciones. Sin embargo el cine de la modernidad vendrá a buscar 1)la ruptura de los flujos narrativos,2) el extrañamiento, 3) la visibilización de la forma o evidenciación, 4) una diégesis múltiple, 5) la apertura o polisemia, 6) el displacer o la incomodidad del espectador al verse partícipe y 7) la búsqueda de la realidad desvelando los procesos de ficcionalización.

De pronto me sorprendo escribiendo de manera optimista, parece haber una salida positiva de la situación actual. Un espectador que busque una salida a la repetición de temas y formas, tendrá la oportunidad en el cine de autor, en la búsqueda del estilo y de la reflexión dura y no regalada. Encontrará una salida, un alivio tras la falta de imaginario y referentes reales en los que, aunque sea de forma inconsciente, poder reflexionar sobre la identidad. A la manera que R. Scott proponía en “Blade Runner” el 82 la búsqueda de la identidad y que de alguna manera, está escondida en los oscuros túneles de “Matrix” de los hermanos Watchowsky en el 99.

También quiero hacer hincapié en que la el paso del clasicismo a la modernidad, fue más bien una transformación, un periodo crepuscular en el que cineastas del clasicismo son conscientes de su participación en el desarrollo del aparato clásico y sus momentos de máximo esplendor. A partir de ese punto se empieza a valorar la personalidad, la dirección con ese algo especial, un punto estilístico que separara obras (como: Cantando bajo la lluvia, La dama de Shanghai, Mujeres de Venecia, La ventana indiscreta o Psicosis) y directores de la manera clásica de conducir las miradas. Un grande como Ford muy consciente de este cambio decide, en un género tan acotado como el western, ir más allá y buscar en “El hombre que mató a Liberty Valance” la nueva manera de contar. En comparación con “La Diligencia” donde el viaje tenía origen y destino, deviene una llegada de ninguna parte y una partida hacia ningún lugar añadiendo ademas dos viajes en vez de uno solo. En vez de aprovechar un espacio cerrado de viaje para que se crucen miradas y generen una historia conjunta (que sería lo normal y deseable hasta entonces) se separan las miradas del matrimonio Stoddard al ir a darle el último adiós al pistolero Tom Doniphon. La nostalgia hacia el consciente desmoronamiento del modo de representación que tan bien conoce, hace que un happy end sea inviable. El tema de las miradas que no se encuentran también es visible en “Un viatgio a Italia” en la que Rossellini refleja la relación de estos
personaje y sus miradas con el vacío, en un ejercicio de conscienciación que los devuelve no al pasado, como sucede en la película de Ford, sino que la imagen del vacío se encuentra literalmente en ellos en tanto que seres.

En definitiva sostengo que la manera de hacer cine en la modernidad no puede ser separado del concepto de crítica y contestaria, ya que desde que se pusieran los mismos cimientos de la modernidad, hasta cuando el relevo generacional tomó su mando, son críticos con la mirada holgazana y no creen en ahorrar dolor al espectador sino todo lo contrario. Ejemplos de ello son la manera de Rossellini de abofetear la consciencia del público, ametrallando a Anna Magnani en lo que muchos consideran la obra fundacional del modernismo: “Roma città aperta” o contemplando el suicidio de un niño de Berlín de posguerra que envenena a su propio padre en “Alemania año cero”.

Anuncios

5 comentarios to “Procrastinación y la modernidad cinematográfica”

  1. bgoldfish Says:

    ke fueeerte.
    kim es procrastinario fijo.
    ajajajja

  2. issis Says:

    yo la tengo seguro.

  3. heroine Says:

    spero que caballero lea antes
    el mío que el tuyo…
    las comparaciones son odiosas
    😛

    besos a usco! o usko! o pipi!

  4. issis Says:

    bibliografía:

    bonito texto en portugues
    http://www.geocities.com/contracampo/andrebazin.html

    completito
    http://www.comunicacionymedios.com/Reflexion/cine/articulo4.htm

    como ayudarse de alguien para aprovar
    http://www.campusred.net/forouniversitario/pdfs/Comunicaciones/cine/Francisco_J_Gomez_Tarin.pdf

  5. issis Says:

    y finalmente la última:
    http://www.comunicacionymedios.com/Reflexion/cine/articulo4.htm

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: