Comparen dos películas


“Un minuto de silencio” de Roberto Maiocco (director y guionista del film) y “La vida es bella” de Roberto Benigni (director, coguionista y protagonista).
Dos explican desgracias a niños. La primera, el hundimiento económico, degradación de las condiciones de vida y la supervivencia en la Argentina del 2001. La segunda, la vida de un padre y un hijo en un campo de concentración.
La primera trata con respeto la inteligencia de los niños, la segunda esconde detras de la ternura un insulto a la inteligencia de los niños. Creativa y en ocasiones brillante por las soluciones para “ocultar” la verdad de un sufrimiento que viven todos en un campo de concentración.
Ambas incluyen un cómico, en la primera un clown de bromas duras, ácidas y críticas, en la segunda un chaplin, que gana más estando callado en algunos momentos.
Otra coincidencia, el orígen de la emoción viene de un pueblo cercano, hay mucho abuelo y/o bisabuela en casas argentinas. (si os fijais la cantadita argentina no es más que el gallego con tono italiano sureño)

Anuncios

11 comentarios to “Comparen dos películas”

  1. denke Says:

    Desde que fui a italia por primera vez, digo lo mismo.
    El argenitno es el español cantado en italiano…

    La vida es bella me entretuvo, pero coincido contigo, el niño es lerdo

  2. Folken Says:

    no hevisto la primera, la Vida es Bella (o era al revés?) si, y me gustó bastante como para aburrirme la segunda vez (aunque la primera SI me gustó)

  3. Toño Says:

    Hola, ***Issis***.
    ¿Cómo que Benigni gana más estando callado? Se trata de un actor que me encanta, quizá sea una opinión que no pasa de lo personal, pero en films como “Down by Law” o “La vita è bella” tiene unos momentos brillantes.

    Saluti, bambino.

  4. b*goldfish Says:

    he vuelto !!
    😀

  5. aliscimira Says:

    Ningún niño es tonto o lerdo o ignorante…pero realmente, un niño de 7 años puede llegar a pensar que con las personas se pueden llegar a hacer botones o jabón? creo que no. No solo es eso, por supuesto ningun niño es tonto, y más bien son ellos los que a menudo intuyen cosas sencillas que los adultos no intuyen…pero eso no quiere decir que dejen de ser niños por eso.Es que estás tratando de idiota a un niño cuando le haces creer en los reyes magos? es que va a tener un trauma cuando descubra la verdad? creo que quizá se puede tener una desilusión, pero nunca un trauma. El niño siempre vive de la fantasía mientras puede comprenderla sin coherencia, creen cosas increibles y la fantasía y su imaginación hacen creer cosas, siempre a raíz de que quien lo explique lo haga de un modo creible. Por eso, creo qur Roberto hace un papel importante en esta película, intentando quitar peso a algo tan importante como es la guerra y presentándolo como un juego…sea como sea, no se trata al niño de tonto…simplemente se le evita el sufrimiento. Cuando el niño supiera la verdad, no creo que se traumatizara tampoco…simplemente, se sorprendería…como con los reyes, ni siquiera se decepcionaría, ya que en este caso no deja de existir algo en lo que aún creía y por lo que aún luchaba durante todo el año para obtener una recompensa.

  6. aiguamarina Says:

    creo haber entendido… que se insultava a la inteligencia de los niños, no que fueran lerdos, ni memos, ni tontos , precisamente eso venia a decir…

    O eso he entendido.

    Yo sencillamente, la vi, lloré i me emocioné, la primera vez, la segunda me dormí.

    Besos!

  7. denke Says:

    aliscimira:
    no me refiero a que el niño sea literalmente lerdo…
    Se trata de una pelicula, i por tanto el niño es un personaje, y por tanto… se lo ha inventado un guionista.
    En realidad, los niños si hay algo que no son, es tontos. Informandote un poco, y leyendo relatos de niños de campos de exterminio, ves que lo que menos podian permitirse era ser inocentes.
    Es muy bonito verlo todo utopico, pero la realidad suele ser mas cruda.

  8. Esther Says:

    Una película que me recordó a las que has nombrado es Kamtchatka, con ricardo darín y cecilia rot de protagonistas.
    A mi me gustó, en general el cine argentino me gusta. Jeje
    Un saludo!!

  9. aliscimira Says:

    si, por supuesto que es una película, y el niño es un personaje inventado. Solo que habia oido decir alguna vez a issis que se trataba de inútiles a los niños, ya que el niño utópico lo creía todo. Que cubrirlo todo así sria una mentira q despúés tampoco favorecería al niño…pero bueno, al fin y al cabo…es una película,no?
    saludos

  10. issis Says:

    veo (con ayuda de todos), que la siguiente vez me tomaré más tiempo para redactar la comparación de las dos películas.
    aiguamarina entiende lo que quiero decir. aliscimira sabe mucho de niños, doy fé de ello. aunque según mi opinión cae en lo que dice denke, lo utópico y me entendió mal si entendió que les trataba de inutiles a los niños, porque seguramente siguen cumpliendo su utilidad como continuadores de la especie en todo momento, de enternecedores para poder ver la realidad desde puntos de vista simplificadores de la realidad y… seguramente algo más, atención EN la película.
    Que nos gusta mucho mezclar la realidad con la ficción! Y como ficción hay que tener en cuenta que es una simulación de lo que pudo haber ocurrido en la realidad. Como bien dice denke, hay escritos varios sobre niños en campos de concentración y su vida en los campos dista mucho del trato recibido en la película, ya que como elemento más importante me parece inconcebible que nadie descubriera la presencia de un niño en un campo de adultos. Los relatos de los niños no tienen nada que ver con como el niño vive en el CdC.

    Esther: Kamtchatka sigue una linea bastante similar a Un minuto de silencio, ya que explica la desgracia económica vivida en Argentina hace ya 4años incluyendo una explicación para niños, que es en el drama una herramienta muy efectiva para llegar al público.

    Es muy agradable ver que en el último de los comentarios de aliscimira acabamos diciendo lo mismo con diferentes palabras.
    Las dos películas tratan de dos maneras diferentes el como se cuenta una desgracia a los niños. En Un minuto de silencio se respeta la inteligencia de los niños y en La vida es bella no.

  11. b*goldfish Says:

    Me dan ganas de ver la de Roberto Maiocco, creo que a los niños de la vida es bella, se les permite ser niños. A los de la otra pelicula, por lo que estoy entendiendo no.Creo que evitarles el sufrimiento de las circumstancias evita que salgan adultos prematuros.
    Quizás vivir con un cierto grado de mentira es beneficioso, ¿por que darle a un niño unas responsabilidades que lo dejan cojo?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: