Archive for 23/11/06

reencuentro2

noviembre 23, 2006

REENCUENTRO

Introducción

Esta es la historia de un reencuentro de los padres de una pareja, que tras tener un hijo juntos se distanciaron durante más de 20 años. A los dos años de tener el niño, el padre, Juan, se metió en un espiral lleno de alcohol que concluyó con su fuga de casa para nunca más aparecer. Y es que se dio cuenta que no era feliz con su vida ya que no la vivía tal y como él quería. Y es que ser homosexual en aquella época era considerado casi como un crimen. Por su parte, la madre, Sandra se vio obligada a sacar adelante la pequeña familia. Con el chico estudiando en la universidad, Sandra se da cuenta que tiene un cáncer mortal en el cerebro que acabará con su vida en poco tiempo. Justo en ese momento, su mejor amigo, Mario, le dice que Juan ha llegado a la ciudad tras más de 20 años sin verse.

INT. RESTAURANTE. NOCHE.

Vemos a Mario y Sandra, dos personas de unos cincuenta años en la puerta del restaurante.

Mario
Bueno Sandra,…prométeme que te vas a comportar con Juan…

Sandra
No lo se Mario, no se como reaccionaré. Pensé que esto nunca sucedería…

Llega un camarero.

Camarero
¿Tienen alguna reserva?

Sandra
Sí…a nombre de Sandra González.

El Camarero mira una lista.

Camarero
Es la mesa 7. Ya ha venido su compañero. Está esperándola.

Sandra se queda pálida.

Sandra
Gracias.

Mario
Suerte…y recuerda…no hagas tonterías.

Sandra
No lo se.

Mario
Adiós.

Sandra
Adiós.

Mario se va y el camarero lleva a Sandra a la mesa donde está Juan mirando un reloj.

Sandra
Hola Juan.

Juan se gira y pone cara de sorpresa.

Juan
Hola Sandra.

Se quedan mirando. Sandra se sienta.

Sandra
¿Todo bien?

Juan
Podría ir mejor. ¿Y tu?

Sandra
Podría ir mejor. (sonríe)

Se miran un instante sin decirse nada.

Juan
¿Quieres pedir algo?

Sandra
Pide tu de momento.

Juan
De acuerdo.

Juan comienza a mirar la carta. Va mirando de refilón a Sandra, que lo mira fijamente.

Sandra
¿Por qué has venido?

Juan deja de leer la carta.

Juan
Para hablar contigo, Sandra.

Sandra
¿Para hablar conmigo? ¿Has necesitado 25 años para tener valor para hablar?

Aparece el camarero.

Camarero
¿Van a querer algo señores?

Sandra
Aún no nos hemos decidido.

Camarero
Está bien.

El camarero se va.

Juan
¿Cómo está Rubén?

Sandra
Está en la universidad. En Inglaterra.

Juan
¿Qué estudia?

Sandra
Llámale y pregúntale.

Juan
¿Qué pasa Sandra? Solo quiero hablar.

Sandra
¿Hablar? ¿Hablar contigo?

Juan
Sandra, no me estás poniendo las cosas fáciles.

Sandra
Tu tampoco me las has puesto fáciles. ¿Dónde estuviste todos estos años?

Juan
Verás…no es fácil de explicar.

Sandra
¿Donde estuviste el día que tenía que trabajar el niño se puso malo, le subió la fiebre y yo no tenía con quien dejarle?

Juan
Lo hice para protegeros…

Sandra(cada vez más alterada)
¿Y el día en el que no me llegaba a pagar las facturas?¿Sabes lo difícil que es optar entre pañales y leche?

Juan
Cálmate, por favor, no quería que sufrierais mi vergüenza…que sufrierais el vergonzoso estado que llegaba a alcanzar.

Sandra(fuera de sí)
¿Y tener que devolver la mitad de la compra en la fila del supermercado, con mi hijo chillando en un brazo, sola… SOLA! no es vergonzoso o denigrante?

Los clientes de al rededor les miran y llega el camarero.

Camarero
Voy a tener que rogarles que bajen el volumen.

Juan
Disculpe, ya hemos decidido los entrantes.

De forma seca y concisa.
Sandra
Traigame un plato de melón con jamón y… tu quieres una “cervecita”, ¿verdad?

Juan la mira. Está enfadado, pero rápidamente se siente dolido.

Juan(seco)
Tráigame un agua mineral!

Camarero
Muy bien, ahora mismo señor.

El camarero se marcha.

Juan
No quiero robarte a nuestro hijo. Solamente quiero…

Sandra
¿Fue por otra mujer que te fuiste?

Juan
No…es difícil de explicar.

Sandra
¿Entonces que fue?

Juan
Ahora que estoy recuperado…No se como explicártelo.

Sandra
Pues hazlo porque no tengo mucho tiempo.

Juan
No me fui por otra mujer. Tampoco fue porque tenía miedo de tener una familia… No se si lo entenderías.

Se quedan mirando. El camarero aparece con el plato y lo deja en la mesa. Juan y Sandra se miran e ignoran la presencia del camarero. Ofendido este desaparece.

Sandra
Juan, me gustaría saber que es lo que te llevó a dejarme sola a mi con mi hijo…

Juan
Ya…

Sandra
Porque todo esto está acabando conmigo.

Juan
¿A que te refieres?

Sandra
Esos terribles dolores de cabeza. Las noches de migrañas…

Juan
¿que te pasa?

Sandra
Tu hijo no lo sabe…nadie lo sabe…me estoy…muriendo Juan.

Juan
¿Qué?

Sandra
Si Juan…tengo un cáncer y no se si seguiré viviendo mucho tiempo así que dime lo que te pasó.

Juan (medio llorando)
Lo siento…

Silencio.

Juan
Verás,…el matrimonio y la vida que llevaba no era lo me pedía el corazón. Te dejé por amor…pero no por una mujer.

Sandra
¿No podías haber confiado más en mí?

Sandra lo mira. Se levanta.

Sandra
Entiendo. Creo que ya no tienes nada más que decirme.

Le da un papel que saca del bolso.

Sandra
Esta es la dirección y el teléfono de tu hijo. Llámalo porque tu serás su única familia dentro de muy poco tiempo.

Se lo da y se va de la mesa. Juan mira la dirección y se le cae una lágrima. Llega el camarero.

Camarero
¿Desea algo más señor?

Anuncios