un carrito de bebé en una calle poluida


No se atrevió a comprobarlo
se conformó con su potencia
pero su fertilidad lo acompañó a escondidas.
Se dijo, redijo, hasta que se lo acabó creyendo…
En un bar una mujer le recordó que no, que el no quería tener hijos.
Ella lo buscó mucho…
se lo notó al bebé, en un mes cumple un año. A todos les sonríe.
Hoy le pondrán tres vacunas y por un momento dejará esa interminable sonrisa de lado.
Y se dará cuenta…
Se creyó su propio cuento. Nunca tendrá hijos,
eso dijo con firmeza.
¿Tan mal hice en tenerte? -le preguntará la madre, veinte años mas tarde, de espaldas y reprimiendo lagrimones.
En su vacío hubiera tenido hasta cinco hermanos.
Acompañó a la chica a abortar el único hijo sano que hubiera podido llegar a tener.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: