Posts Tagged ‘petardos’

Oh, how I love you Saint John!

junio 26, 2008

en una noche de san juan se jodió todo. confieso que pasé miedo al salir del metro. me encontré solo entre sirenas y unos capullos que se habían dejado la mitad del sueldo en petardos, provocando un incendio en medio de un cruce. lejos de los ojos de la pija que decía hacer años que no veía una “maldita” hoguerita. joder como odio a esos cabrones de los petarditos de los cojones. beber, hasta tarde, hasta que… oyes que te amenazan de muerte dos gigantes lesbianas en la playa. el porque, bueno, qui lo sa? discutir con una chica gigante y borracho, no es mi fuerte. mi fuerte son las cámaras y follarme a esas chicas, exactamente a aquellas que tan bonitas parecen después de las copas de san juan, aunque las de navidades tampoco están mal. todo el mundo es amable en navidad, eso es lo que creía. ahora sé que solo los capullos son amables en navidad. las cámaras y el alcohol no parecían ser muy buenos amigos ese san juan; estamos solos decía ella, éste es el premio del vencedor… un control remoto activa una suave canción que poco a poco va volviéndose más pedregosa y dura. ¿una raya? ¿y porqué no? tanto que la ves toser pero ya no llegas a oírla. no te lo tomes a mal, pero acabarás amarrada. primero crees que esa perra a la que poco a poco ves siendo menos y menos guapa se asustaría, en vez de eso, te brinda las muñecas. la película se descontrola. amabilidad…tss… sobre todo aquellos amables chicos que en el momento mas oportuno le dicen a la chica, que tienen una pregunta importante que hacerle. 

sisi,recuerdo esas navidades y la última discusión ganada a una suegra, joder! que asco me dan esas fiestas, y que bien sienta poder sacar por la boca lo que siempre piensas de esas fiestas, no duramos mucho más, creo que en febrero ya lloraba otra vez.

con suerte la chica reaccionará muy interesada a la pregunta, si tienes mala suerte vomitas. vomitas y recuerdas que hace mucho tiempo que no vomitabas. debe ser algo que pensamos muy recurrentemente. siempre hace mucho de la última vez que te invitan a una cervecería de puta madre, en la que te sirven cerveza belga, danesa, alemana y para rematar esa pils holandesa que sirve para cerrar el estómago. violines… es como… como caerse a un lago helado, se te cierran los pulmones, se te encoge la dignidad por no decir que descubres lo muy profundo que se te pueden enterrar los huevos en las entrañas. para que cuando te vayas a tomar la última en la casa de un colega te sirva un vino asqueroso… corres y casi no llegas a la taza del váter… es lo único que me quedaba. ya me dijo mi padre de pequeño que lo mejor que podía hacer era abrir una iglesia y que dios nuestro señor pagara mi hipoteca, sin embargo aquí me ves: abriendo un negocio infalible, filmar a chicas generadoras de pajas cibernéticas… y ver como se te va la mano en san juan y sin querer tienes que enterrar algo en el jardín.

 

inspirado en asesinato en ocho milímetros y la cosecha de hielo.

Anuncios